Tips para limpiar tu closet…y no rendirte en el intento

Cuantas veces nos paramos frente a nuestro closet lleno, a punto de explotar y exclamamos ¡No tengo nada que ponerme!  Y es que toda esa ropa apretada y desordenada no nos dice nada, la vemos fea y aburrida, o peor aún está rota o hace mucho que ya no nos queda. Al final terminamos usando las mismas piezas de siempre, mientras que más de la mitad de nuestro closet sigue acumulando polvo, ropa en el olvido y humedad.

Casi siempre dejamos la limpieza de closet para después porque nos aburre, nos da pereza y no lo vemos como algo importante, pero organizar nuestra ropa y sacar lo que no usamos es un ejercicio que nos ayuda a enfocarnos en otros aspectos de nuestra vida.

Yo lo he intentado muchas veces y casi siempre dejo el trabajo a medio camino.  Ahora, aprovechando que convertí el segundo cuarto en un closet (Sí, vivir sola tiene sus ventajas) Decidí hacer las cosas como se debe, con intención y dedicando el tiempo que hace falta.  Lo primero fue crear un plan.  Me leí el libro de Marie Kondo y armé una lista de pasos para no rendirme en el intento y poner finalmente orden en mi closet.

10067170TheLifeChangingMagicOTU_600
Este libro es buenísimo como guía para ordenar tu closet y el resto de tu casa. Lo conseguí en Amazon y también lo tienen en español.

Manos a la obra!!!!Crea el ambiente.  Las cosas siempre quedan mejor cuando las hacemos de buena gana y con cariño.  Por eso el ambiente es importante.  Pon tu música favorita, abre una botella de vino (o en mi caso una buena cerveza) y convierte la faena en una velada divertida contigo misma.

  1.  Saca TODA la ropa del closet.  Este paso puede sonar un poco extremo y sí causa mucho desorden en el momento.  Pero es la manera más efectiva para tener una idea real de toda la ropa que tenemos, revisarla bien y hasta probarnos ciertas cosas.  Además ver toda esa ropa tirada te motivará más a terminar el trabajo y no dejarlo a medias.cher2
  2. Pasa tus piezas por un filtro.  Ahora viene la parte más demorada.  Ve pieza por pieza y revísala con cuidado.  Hazle un cuestionario y sé firme, si no pasa la prueba es hora de sacarla.
    1. ¿Cuándo fue la última vez que la usaste? Si tienes más de un año sin usarla, lo más probable es que debas deshacerte de ella o transformarla de alguna manera.
    2. ¿Está en buen estado? Tiene manchas o está rota?  Si la razón por la que no te pones la pieza es que está rota, le falta un botón o está manchada, puedes llevarla a un taller de reparaciones para que la arreglen.
    3. ¿Te queda? Olvídate de guardar ese pantalón para cuando “bajes esas cinco libras” No está bien poner la vida en pausa.  Disfruta del cuerpo que tienes hoy luciendo ropa que te favorezca.  Más adelante puedas ajustar las piezas que tienes o comprarte nuevas pero no guardes piezas por motivos sentimentales o esperando algo a futuro.
    4. ¿Te trae felicidad? Esta puede ser la pregunta más difícil de responder pero quizás la más importante.  La ropa que usamos, más allá de seguir una tendencia en particular, debe hacernos sentir bien con nosotros mismos, debemos sentirnos cómodas, seguras y felices en ellas.
  3. Las piezas que no pasan el cuestionario deben salir de tu closet, pero piénsalo antes de botarlas.  La idea no es generar más desperdicio. Si la pieza está muy deteriorada y no tiene solución lo mejor es botarla pero la mayoría de las veces la ropa que no usamos puede ser aprovechada por alguien más.  Puedes donarlas (al final doy algunas opciones de lugares donde puedes llevarla), hacer una fiesta de intercambio con tus amigas o venderlas online.  Eso sí,  es importante que antes de donar o vender cualquier pieza revises que esté en buen estado.  Llévala a reparar y lávala para que esté como nueva.

    Screen-Shot-2015-08-31-at-2.05.39-PM
    Fiesta de Intercambio de ropa: Reúne a un grupo de amigas y que cada una lleve lo que ya no quiere de su closet y aprovechan para pasar un buen rato y darle nueva vida a las piezas
  4. Limpia todo.  Cuando el closet está vacío es el momento para limpiarlo bien, pintarlo si hace falta, revisar que las barras estén en buen estado.  Puedes colocar un deshumidificador para mantener las piezas.  Una solución hecha en casa es poner en un envase de plástico o una lata grande con tapa y agujeros varias piezas de carbón.  Esto absorberá la humedad.  Debes cambiar las piezas de carbón todos los meses
  5. Crea un orden.  Una vez hayas dividido la ropa y tengas sólo las piezas que vas a mantener contigo es importante que las guardes con algún orden que tenga sentido para ti y te haga el proceso de combinarlas más fácil.  Puede ser por color o por estilo.  Los pantalones y faldas de un lado y las blusas de otro por ejemplo
  6. Manténlo:  Esta parte es quizás la más difícil pero es cuestión de crear un hábito.  Cuando saques piezas de ropa saca el gancho vacío y trata de seguir el mismo orden a la hora de volver a colgarlas.
  7. Date un merecido premio: Una vez hayas terminado puedes invitarte a cenar o irte de shopping.  Sólo recuerda si vas a comprar ropa que sea con intención no para llenar nuevamente el closet.  Compra ropa que te haga sonreir, en la que te sientas feliz y llena de energía.

closet-1024x751

Cuéntame cómo ha sido tu experiencia arreglando tu closet y si tienes algún tip adicional

Have Fun with Fashion!!

XOXO

Greta

Lugares que aceptan donación de piezas en BUEN estado en Panamá.  Igual te recomiendo que llames o escribas antes de pasar

Industrias de Buena Voluntad: Tel: 267-7695

Aldeas Infantiles SOS Tel: 282-0255

Voces Vitales (Su proyecto Las Claras) Tel: 317-3100

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.