Una Garbo Girl en Portugal (Vacaciones Parte 1)

“You know, maybe we’re – we’re only good at brief encounters, walking around in European cities in warm climate.” Celine, Before Sunset

(“Sabes, quizás sólo somos buenos en encuentros breves, caminando por ciudades europeas en clima cálido”)

Día # 1 Lisboa

El día empezó con una pesadilla interminable de aviones y aeropuertos. Por suerte tenía un buen libro como compañía, porque de lo contrario creo que hubiese tenido un ataque de pánico. Debo recordar nunca más hacer escalas en el aeropuerto de Newark, ese lugar es como el quinto círculo del infierno de Dante. Filas interminables, agentes de migración paranoicos y amargados. NO, no me interesa quedarme en tu país y solo voy de paso a un lugar que me llama más la atención.

Finalmente llegué a Lisboa.  Lo primero que amé de ella fue la fuerte inspiración Art Nouveau de sus edificios y sus aceras y calles de moisacos.

Llegué a mi primer destino, el hotel Avenida Palace Hotel Avenida Palace site  Es un edificio precioso de arquitectura neoclásica, diseñado a finales del siglo 19 y reflejo de la Belle Époque.

Me hubiese gustado causar una mejor impresión y quitarme los efectos de 11 horas de vuelo y 4 de espera encima,  pero mi compañero de viaje me estaba esperando en el lobby, así es que sólo me tocó poner la mejor sonrisa posible pues no iba a impresionar mucho con mis jeans, zapatillas, tshirt arrugado y ojeras.

Caminamos por las plazas y barrios cercanos al hotel y luego llegamos al mar.   Esta ciudad tiene algo especial, es impresionante, hermosa, rica en cultura e historia, pero sin pretensiones.  Tiene una luz y gracia natural que enamoran.

img_20170808_115125.jpg
Después de quitarme los recuerdos del aeropuerto de Newark con un buen baño, escogí un outfit cómodo y fresco para caminar.  Shorts, top, bolso y aretes de borla: Garbo by Greta

El Cafè A Brasileira es uno de los cafés más viejos y famosos de Lisboa.  Su dueño original Adrián Telles puso de moda la importación y venta de café en el siglo 19, lo que era poco común en esta ciudad.  El lugar se convirtió en punto de encuentro de artistas, escritores e intelectuales.  Dicen que al famoso poeta Fernando Pessoa le encantaba beber absinthe o una bica mientras fumaba, leía o escribía en este lugar. Hay incluso una estatua de él fuera del café.  Aunque hay versiones que dicen que él prefería el café Martinho da Arcada.

cof
Exactamente en la misma equina en la que Sira estaba parada cuando se encontró con Marcus.  Soy una fan girl feliz!
sdr
El Elevador de Santa Justa.  Diseñado por Raul Mesnier de Ponsard, un estudiante de Gustave Eiffel,  cuya obra cumbre fue la torre Eiffel.  Cuando Ponsard regresó a Lisboa diseñó su propia obra de arte en hierro:  El elevador de Santa Justa.  A diferencia de la torre Eiffel este elevador sí tenía un propósito práctico pues ayudaba a ascender por las interminables lomas de la ciudad (Yo no soy la única que se fastidió de las lomas, son un problema real) Su construcción empezó en 1900 y terminó en 1902. En su día de inauguración se vendieron más de 3,000 boletos. Y para el final del primer año más de medio millón de pasajeros lo habían utilizado, haciéndolo casi tan popular como la torre Eiffel.
mde
Vestido Off shoulder en estampado multicolor Garbo by Greta para la primera noche.  El match perfecto para los bellos mosaicos de Lisboa

cof

En la noche fuimos a un restaurante portugues clásico.  La comida deliciosa, ambiente acogedor y una muy buena atención.

Si las aceras y calles de mosaicos son lindas por el día, por la noche con el reflejo de los faroles se convierten en un espacio que parece encantado. Aunque hay que tener mucho cuidado, porque resbalan y no sé cómo no me partí un tobillo. No me quiero imaginar lo que pasa cuando llueve.

Hacía muchísimo frío, fuimos a un rooftop por cocteles y por suerte tenían sábanas.  Luego la seguimos en la habitación con Ron Abuelo…Había que llevar algo al intercambio cultural.

Día  # 2

Creo que subimos y bajamos todas las escaleras, lomas grandes y pequeñas que hay en Lisboa. Es un lugar bello pero el que decidió que era práctico construir una capital en un grupo de empinadas lomas era un sádico. Le dicen la “Ciudad de las Siete Colinas” y el nombre le queda corto.

Mi compañero de viaje y yo tenemos gustos bastantes similares lo que hizo el trip muy divertido, excepto a la hora de caminar.  Él ama hacerlo y yo lo odio!  así es que digamos que caminar toda la ciudad por horas no fue mi parte favorita pero al menos hice algo de cardio por toda la comida deliciosa que me estaba comiendo.

Subimos a pie hasta el castillo San Jorge que queda en la punta de la loma más alta del centro histórico.  Las vistas valían la pena e hicieron que se me olvidara el cansancio. Además tiene un museo de excavaciones arqueológicas muy interesante.

signal-2017-08-10-102408
Vestido Garbo by Greta.  Muy fresco y cómodo para el día caliente y una mejor alternativa a los shorts o jeans pero un poco complicado cuando soplaba la brisa en la cima del castillo

sdr

Como buenos geeks del cine y los libros fuimos al rooftop bar Portas Do Sol,(http://portasdosol.pt/en/) una las locaciones de The Russia House con Sean Connery.

Caminamos y caminamos más y más para llegar a un restaurante frente al mar.  Por suerte las vistas eran hermosas, la comida deliciosa y la compañía perfecta.  El cansancio era lo de menos.

Día #3 Lisboa/Cascais/Estoril

Nuevo día, más lomas y escaleras que subir y bajar.

Fuimos al Museo Nacional de Arte Antiguo.  Tienen colecciones increíbles de muebles, joyas y obras de arte que abarcan desde la era medieval hasta el siglo 19. Lo que más me impresionó fue una pieza increíble de uno de mis pintores favoritos.  Las Tentaciones de San Antonio de Hieronymus Bosch.

Mientras casi todos los otros pintores de su época pintaban motivos religiosos tradicionales como los ángeles, Jesús crucificado, la Virgen María y demás (Vimos cientos de esos en el viaje, tuvimos sobredosis de Baby Jesus) “El Bosco” pintaba escenas, también de carácter religioso pero en un estilo muy avanzado para su época, con obras que parecían una pesadilla o el sueño de un genio loco (No en vano mi adorado Dalí lo admiraba)

595069903-anthony-the-great-central-panel-art-the-temptation-of-saint-anthony-museu-nacional-de-arte-antiga

Un cambio de ropa después tomamos el tren a Cascais.  Una ciudad costera a 30 kilómetros de Lisboa.

Fuimos a cenar al restaurante Visconde da Luz ( Site Visconde Da Luz ) por recomendación del hotel.  Es un lugar clásico y vieja escuela.  La comida buenísima y las porciones gigantes.

cof

Luego fuimos a Estoril, a su hotel y casino.  Los dos estábamos más que emocionados por ir a este lugar, famoso por su larga historia de espías.

sdr
Bond Girl vibes…Si íbamos a jugar a ser espías por una noche en Estoril, tocaba vestirse de manera apropiada.  Un ajustado little black dress con detalles divertidos como flecos nunca falla.

El hotel Palacio http://www.palacioestorilhotel.com es precioso y tiene esa onda de viejo lujo e historia en sus paredes.   Apenas entras entiendes porqué lo escogieron para grabar la película de James Bond, Al Servicio de su majestad en 1969 y como cereza del pastel también filmaron escenas de El Tiempo entre Costuras.

mde

“Durante la 2da Guerra Mundial Estoril fue hogar de monarcas y dignatarios exiliados, además de muchas familias huyendo de la guerra.

Pero también era uno de los centros del espionaje internacional.  Con el Hotel Palacio como el centro de algunos de los agentes secretos más famosos como Philip Jones, Kim Philby, Dusko Popov y Graham Greene.  Ian Fleming se hospedó en el hotel en 1941 y le sirvió de inspiración para crear Casino Royale  y a su agente secreto James Bond.

Por años el bar del Hotel Palacio vio a agentes secretos de ambos bandos (los aliados y los alemanes) organizar maniobras de espionaje y conspiración decisivas que ayudaron a definir el curso de la historia.  Su humor era sólo ocasionalmente revelado cuando ordenaban la champaña más cara del hotel.

Si sabías quién había ordenado la champaña podías saber, antes que las agencias de noticias, qué bando había ganado una batalla.

A esto se le conocía como “champagne news service” y probablemente ocurrió donde estás sentado ahora”

…Texto del menú del bar, Hotel Palacio

sdr
I’m a Gin Tonic gal, he is a whiskey guy…And that night we partied like spies.

Día # 4

Después de desayunar fuimos al Monasterio de los Jerónimos de Belén.  En una de sus alas se encuentra el Museo Nacional de Arqueología que tiene una colección increíble de resto prehistóricos, romanos, visigodos, musulmanes y egipcios.

cof
Monasterio de los Jerónimos.  Aquí casi no tomé fotos porque estaba demasiado distraída con los restos arqueológicos.

La torre de Belén sólo la vimos por fuera porque odiamos las filas demasiado largas, sobre todo bajo el sol sofocante que estaba haciendo.  Regresamos al centro de la ciudad y decidimos pasar la tarde tranquilos, en la sombra, comiendo y tomando cocteles.  Después de tanta caminadera lo merecíamos.

cof

En la noche tomamos el avión hacia Málaga para seguir el trip por Andalucía pero como este cuento ya está demasiado largo continuaré la historia en el próximo post…

To be continued…

Have Fun with fashion

XOXO

Greta

Un comentario Agrega el tuyo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.