Citas conmigo misma

iu
Te entiendo Carrie, te entiendo

Cuando cumplí 18 años una de las cosas que más me emocionaba y daba miedo a la vez era que finalmente iba a recibir mi licencia de conducir.   Recuerdo que había un cine muy cerca de casa de mis papás y ese fue el primer lugar al que me dejaron ir sola manejando.   No les puedo explicar la alegría y los nervios que sentí esa tarde en la que salía por primera vez al cine completamente sola.  Desde ese momento el sentimiento de libertad, espacio y silencio se volvieron adictivos.

Y es que siempre me ha gustado pasar tiempo conmigo, en parte porque soy bastante introvertida y aunque me gusta estar con mi familia, amigos y clientes, necesito constantes momentos de soledad para recargar baterías, relajarme y enfocarme.

Además me gusta buscar esos espacios y momentos espontáneos para salir en el día a día y disfrutar de las cosas a mi paso, casi como si fuera un turista, descubriendo nuevos rincones de la ciudad y de mi misma.  Es la mejor manera de llegar a conocernos.

Con los años he ido creando pequeñas rutinas y tradiciones personales de lugares y actividades que me gusta realizar de vez en cuando sin compañía. Algunas de mis favoritas son:

Salir a comer

Ya sea un brunch en el Casco, mi restaurante del mall favorito,  alguno elegante y trendy de platos gourmet para cenar con mi mejor outfit, o uno informal donde pueda ir súper cómoda, me gusta mucho comer sola y me he dado cuenta de que tengo espacios puntuales en los que me siento especialmente feliz.  Cuando encuentro uno de esos restaurantes los agrego a mi pequeño círculo de lugares de “party of one” y los repito bastante.

Tengo como cinco restaurantes que están reservados casi exclusivamente para mis salidas sola.  Admito que soy egoísta con esos lugares especiales y no me gusta  compartirlos mucho.  Puedo comer en grupo en cualquier lugar y me encanta explorar nuevos restaurantes con mis amigos o en alguna cita romántica pero me gusta guardar ciertos rincones sólo par mi.

El ambiente es clave.  Me gustan tranquilos y callados donde me pueda desconectar y leer plácidamente mientras espero mi comida y es que para salir a comer casi siempre me llevo un buen libro de compañero, preferiblemente una lectura ligera pues es probable que de vez en cuando me distraiga con los sonidos o las personas a mi alrededor.  Traté de leer El Paraíso Perdido de Milton varias veces en un bar o restaurante y tuve que abortar misión, ese libro necesita silencio y mi total atención.  (A veces hasta con toda la concentración hay momentos que me toca leer la misma página cuatro veces.  Ese libro y yo tenemos una relación amor-odio pero ese es tema para otro post)  Lo mejor es llevar libros entretenidos con una historia que fluya y te atrape. Cuentos cortos o poesías también son una buena opción.

El cine y el teatro

El cine y el teatro son de mis lugares favoritos para salir conmigo misma.  En realidad son placeres que se disfrutan mucho mejor en silencio y una de las cosas que más me relaja y me complace es acurrucarme en la silla justo cuando se apagan las luces para perderme en otro mundo y en otras realidades.

Todo el que me conoce sabe que durante la semana del Festival de Cine yo me desaparezco del mapa y vivo brincando de una sala de proyección a otra. Es la felicidad absoluta.

Cuando estoy triste o muy preocupada por algo, ir al cine y meterme en otra historia tiene un efecto reparador en mi y siempre salgo de mejor humor y con una mejor perspectiva de las cosas.  Es un método que nunca me falla.

Ir de copas

Salir sola a un bar a tomar unas copas puede ser un poco tricky y no lo hago muy seguido pues casi siempre son lugares de mucho ruido y mucha gente.  Además de vez en cuando está el que no entiende las señales, tira la onda e interrumpe mi lectura con frases poco originales de 1995 como “Porqué tan sola” o “Porque tu novio no está aquí contigo”    Sin embargo, hay un par de bares en el que me siento a gusto, en confianza y que tienen un ambiente tranquilo y un excelente servicio.  Hay uno que queda muy cerca de mi casa en el que puedo disfrutar de unas buenas cervezas artesanales en la barra mientras me pierdo entre las páginas de mi libro de turno o me pongo al día con mis redes sociales.

Cuéntame si te gusta pasar tiempo a solas o qué lugares frecuentas y te gusta reservar para citas contigo mismo.

DSCF3551
Cuando salgo sola me encanta arreglarme y ponerme guapa para mi misma.  Vestido, aretes y bolso: Garbo by Greta
DSCF3562
El bar y restaurante del American Trade Hotel son de esos lugares en los que siempre me siento en casa y que usualmente guardo para mi.

DSCF3572

 

Si además de pasar tiempo contigo en la ciudad también te gusta viajar solo o estás pensando hacerlo por primera vez te invito a leer un post que hice hace un tiempo con tips para viajeros solitarios Microvacaciones en NY y algunos tipos para viajeros solitarios

Diviértete con la moda…y contigo mismo

XOXO

Greta

 

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Montse dice:

    Salir o estar sola es algo que nunca he aprendido a hacer bien; pero admito que llega un punto que tu mente te lo pide.
    Tocará aprender, asumo que es solo lanzarse e intertarlo…veremos que pasa.

    1. GretaBayo dice:

      Muchas gracias por compartir! Claro que sí uno va probando. Te recomiendo empezar con algo sencillo y en un espacio en el que te sientas segura y cómoda. Así sea sentarte a tomar un café pero mentalízate que ese momento, aunque corto, es un regalo de ti para ti, es un tiempo que te estás dando para cuidar la relación más importante en tu vida, la que tienes contigo misma.

  2. Irlena dice:

    Te.felicito, disfrutar de ti misma es un arte…
    A me encanta viajar sola, es como un ritual de recarga de energías, confianza y tributo a mi misma’.

    1. GretaBayo dice:

      Muchas gracias por compartir! Así es, pasar tiempo a solas es un arte además es muy importante cuidar y dedicarle tiempo a la relación que tenemos con nosotros mismos.

  3. Julianne dice:

    Aveces me sentía rara por querer estar sola, pero llevo ya varios lunes saliendo a mi bar favorito casualmente a leer. Aunque hay mucha bulla siempre logro concentrarme. <3
    Creo que entre más cosas hago sola más me gusta esa sensación 😁

    1. GretaBayo dice:

      Jajajajaj siii es un sentimiento adictivo. Gracias por compartir

Deja un comentario