Mis rutinas al despertar y antes de dormir.

Entre tantas cuentas de Instagram con fotos de vidas perfectas, “life coaches” (de los reales y los de comillas), artículos online de cómo encontrar tu máximo potencial y más, les confieso que a veces me siento agobiada porque parece que nunca puedo cumplir con todos esos requerimientos de una vida adulta, sana, productiva y realizada.

Entre querer mantener un trabajo que te apasione, tener una vida personal divertida y emocionante, ir al gym, comer sano, meditar y cumplir con los compromisos sociales, uno termina con ganas de colgar los guantes y meterse bajo las sábanas para ver Netflix todo el día comiendo galletas de chocolate chips (Algunas veces lo hago y no me arrepiento)

Sin embargo, después de una fase de marmota y pereza en la que siento que no estoy logrando las metas que quiero, me empieza la culpa, se acumulan los pendientes y me toca reagruparme y buscar la forma de organizarme para salir del hueco de la procrastinación.

No hay una sola receta infalible pero entre las cosas que he encontrado que me ayudan mucho a enfocarme y tener días más productivos son mis rutinas al despertar y antes de dormir.

tumblr_p5ww4dQrPp1uxa8vmo1_500.jpg
Mood de la vida adulta

Estas rutinas las he empezado a adoptar hace muy poquito, son un trabajo en progreso de lo que me ha ido funcionando hasta ahora pero lo cierto es que aún las estoy probando y ajustando en un proceso de ensayo y error. Es una lista de pasos muy personal pues todos tenemos situaciones y necesidades distintas.

Las marcas de cremas y jabones que menciono son las que uso realmente y las escojo de acuerdo a mi tipo de piel (que es súper seca) pero recomiendo que antes de decidirte por una marca de cuidado de la piel vayas a un dermatólogo para que estés bien informado. Además siempre trato de buscar productos que no hagan experimentos en animales y también me gusta probar y consumir marcas locales.

Rutina al despertar. (Soy súper dormilona y la desventaja de esta rutina es que necesito pararme media hora o una hora antes, pero me he ido acostumbrando a disfrutarla y sacrificar un poco de mi sueño, aunque confieso que hay días en los que ignoro o acorto algunos pasos por 15 minutos más entre las sábanas)

  1. Oil pulling de 10 a 15 minutos. Ok, este paso realmente suena a una hippiesada Millenial lo sé, y también sé que no hay un consenso general de estudios científicos que concluyan que todos los beneficios que promete son reales. Esta técnica de Ayurveda consiste en retener y enjuagar aceite de coco en la boca por varios minutos y los que la practican y defienden dicen que ayuda en todo, desde desinflamar hasta ayudar con el asma y la diabetes. La verdad no estoy segura de creer al 100% todos los beneficios que le atribuyen, pero sí puedo hablar de mi experiencia y me ha ayudado mucho con mis encías sensibles, además de ser un blanqueador natural de dientes.
  2. Lavar los dientes y un splash de agua fría en la cara. Luego del oil pulling me lavo los dientes y me tiro un splash de agua fría en la cara para despertarme bien.
  3. Agua tibia con limón y colágeno. Me gusta seguir con este paso porque después de una noche de sueño, el cuerpo necesita hidratarse y, al igual que con el oil pulling, hay una serie de estudios de las ventajas relacionadas al consumo de colágeno hidrolizado y al agua tibia con limón en ayunas. Usualmente me lo tomo mientras voy preparando el desayuno.
  4. Desayuno saludable en camita. Admito que muchas veces por dormir de más no me daba tiempo de desayunar y andaba con hambre, de malas, resolviendo con una taza de café o una barra de proteínas, pero desde que empecé con estas rutinas y me tomo el tiempo de prepararme un buen desayuno para arrancar el día y disfrutarlo con calma siento que me despierto de mejor humor, emocionada por comer rico (El paso del desayuno lo hago antes de los ejercicios mañaneros porque apenas abro los ojos estoy muriendo de hambre y no podría concentrarme bien con la panza vacía) Me gusta comerlo en cama viendo alguna serie porque la verdad a esa hora aún sigo medio perezosa. Estas son algunas de mis opciones de desayuno y todas son bastante rápidas.
    1. Smoothie de fresas, banana, leche de almendras, yogurt, y hemp (a veces le agrego mantequilla de almendras)
    2. Huevos revueltos con cebolla, tomate, pavo y queso.
    3. Sandwich de pan integral Ezequiel de pavo, queso, tomate y un huevo
    4. Pancakes de guineo, avena, huevo y canela.
  5. Meditar 3 minutos Soy muy nueva en esto de la meditación y me cuesta concentrarme en eso pero estoy empezando por meditaciones cortas y guiadas de 3 minutos.  Algunas veces hago otras un poquito más largas, especiales para la mañana y para arrancar el día (Por ahora todas las encuentro en Youtube)
  6. Reto Plank y estiramiento En Youtube también encuentro rutinas de estiramiento y ejercicios cortos, especiales para despertar los músculos y llenarse de energía. Al final hago una plancha de un minuto. La idea es ir creando resistencia para durar más tiempo en la plancha.
  7. Baño y aceite de almendras. Como tengo la piel reseca uso un aceite de cuerpo justo después de salir del baño. Estoy un poco obsesionada con L’Occitane y su aceite de almendras. Huele delicioso y deja la piel suave y con un glow espectacular
  8. Limpieza del rostro
    1. Jabón de miel de Mélange.
    2. Aceite de coco Radiant de Mélange o suero L’Immortelle de L’Occitane. Me gusta alternar entre estos dos antes de colocarme la crema humectante.
    3. Crema de ojos L’Immortelle.
    4. Crema ultra hidratante de karité 25% , también de L’Occitane
    5. Spray de Mario Badescu de aloe, pepino y té verde
  9. Dress & Makeup Me estoy acostumbrando a dejar el outfit listo la noche anterior o tener más o menos una idea de lo que voy a usar. Ahorro un montón de tiempo y si planeo el outfit la noche anterior tengo más oportunidad para pensar en un buen look y no estar improvisando. También dejo la maleta de la ropa del gym lista. No me maquillo mucho pero usualmente me pongo rimmel, sombra de cejas y un gloss en los labios. Si me voy a maquillar casi siempre lo hago en la tienda.

Rutina antes de dormir

  1. Revisar la lista de pendientes para el día siguiente. Me gusta darle una última ojeada a mi agenda en la noche para tener un plan o un orden del día siguiente. También reviso el look que voy a usar, si tengo que hacer cambio de carteras, paso todas las cosas para tener todo listo y ahorrar tiempo.
  2. Pj´s on Depende del mood, una camisola de seda o una pijama muy fresca y cómoda de tshirt y shorts en algodón me ayudan a cambiar el chip y empezar a relajarme para una buena noche de sueño.
  3. Limpieza del rostro
    1. No me maquillo todos los días pero si ese es el caso, uso desmaquillante de coco Mélange o leche desmaquillante L’Occitane de karité.
    2. En caso de tener la cara sin maquillaje me lavo solamente con el jabón de miel.
    3. Elixir Nativo. Este producto lo aplico con algodón para calmar la cara y relajarla luego del desmaquillante o jabón.
    4. Suero L’Immortelle.
    5. Crema Hidratante 25% L´Occitane.
    6. Crema de ojos L’Immortelle.
    7. Spray de Mario Badescu de lavanda, camomila y aloe (Soy adicta a estos sprays, se sienten deliciosos).
  4. Taza de té orgánico. Es importante saber qué tiene nuestro té pues hay muchas marcas que le ponen químicos y pesticidas, por eso prefiero las marcas orgánicas. Mi favorita es Yogi. Mientras me tomo el té trato de desconectarme y dejar de pensar en los pendientes y en el día siguiente. (No es nada fácil porque justo en la noche es que me entra la mala maña de preocuparme por todos los problemas, hasta los imaginarios, pero estoy trabajando en mejorar eso)  Algunas noches cambio la taza de té por una copa de vino, pues qué sería de la vida sin los pequeños placeres.
  5. Meditar de 3 a 5 minutos. Siguiendo ese mindset, justo después del té y de lavarme los dientes trato de meditar unos minutos.
  6. Leer o ver una peli. Me gustaría decir que solamente leo antes de dormir pues es lo ideal para relajarse pero también me gusta ver una buena película o serie y disfrutarla bajo las sábanas. Todo depende del mood y del tiempo que tenga disponible. Los fines de semana tranquilos en casa me encanta desvelarme por más horas con una buena historia, ya sea escrita o en la pantalla.

Es probable que en unos meses no realice estos pasos de la misma manera pero sí deseo crear un hábito de este tipo de prácticas. Lo importante es entender que la vida no tiene que ser perfecta, (No tiene que ser como en Instagram) que no tenemos que tener todo bajo control ni todas las respuestas pero que sí podemos crear rutinas que nos traigan bienestar y felicidad y que a veces también está bien romper las reglas, saltarse algún paso o seguir teniendo días en los que tiramos todas las listas por la borda y volvemos a dormir de más o a comer galletas en cama con una maratón de guilty pleasures en Netflix.

Cuéntame cuáles son tus rutinas al despertar y antes de dormir y qué otros hábitos tienes para lograr un día productivo.

Have Fun with fashion.

XOXO

Greta.

Deja un comentario